¿Qué es la Quiropráxia?

 

La Quiropráxia es la ciencia, arte y filosofía que se ocupa principalmente del tratamiento de las disfunciones de la columna vertebral que afectan a los nervios y músculos de nuestro cuerpo. Con una sólida base científica de respaldo, posee además una filosofía le que permite evaluar y tratar al paciente como un todo buscando no solo aliviar los síntomas, sino tratar la causa del mismo devolviendo al sistema nervioso la capacidad de restablecer el equilibrio y normal funcionamiento de las distintas estructuras y órganos de nuestro cuerpo.

La principal característica del tratamiento quiropráctico son los ajustes quiroprácticos, técnicas manipulativas de alta velocidad y baja amplitud dadas solo por Doctores en Quiropráxia (D.C.) a través de los cuales corrige las subluxaciones vertebrales liberando la tensión que sufren los nervios, lo cual permite la normal transmisión de impulsos desde el sistema nervioso hacia las glándulas, órganos y músculos restaurando la función corporal normal. 

 

 

 

Historia de la Quiropráxia.

 

Unos 5.000 años atrás Hipócrates afirmaba “una o más vértebras pueden desalinearse, pueden desplazarse apenas y aun así llegar a producir complicaciones para la salud y hasta llevar incluso a la muerte, si no son ajustadas adecuadamente”. La Quiropráxia nace en Iowa, Estados Unidos, el 18 de septiembre de 1895 cuando Daniel David Palmer intentó ayudar a su criado, Harvey Lilliard, quien desde hace algunos había perdido la audición posterior a una lesión en su espalda. Palmer lo escuchó atento, lo revisó y encontró que en la zona de la base del cuello, entre las primeras vértebras dorsales, una vértebra no estaba correctamente ubicada. De acuerdo a los textos anatómicos, decidieron tratar de llevar esa vértebra a su correcta posición y así fue que después de una manipulación y un “chasquido articular”, de a poco, Lillliard empezó a recuperar su audición. Palmer primeramente pensó haber encontrado la cura para la sordera y los pacientes concurrían a verlo por este problema, sin embargo pese a que solo algunos estaban mejor, y muchos no, todos ellos le comentaban que, pese a no tener cambios en su audición, notaban que de otros problemas estaban mejor: desaparecieron sus dolores de columna, estaban más vitales, dormían mejor, y las dolencias en otras partes del cuerpo también habían desaparecido… Entonces, Palmer entendió que el tratamiento de la columna vertebral es clave en la recuperación de la salud y calidad de vida de los pacientes y, así, empezó a sentar las bases de esta profesión. Junto a otro paciente acuñaron el término “Quiropráxia”, del griego, Quiro (mano) y Praxia (movimiento).

Hoy en día, la Quiropráxia es la tercera profesión sanitaria independiente de occidente con respaldo de publicaciones científicas en todo el mundo e investigaciones gubernamentales de países como EE.UU., Nueva Zelanda, Australia, Suecia y Canadá (1,2,3,4,5), que demuestran que las técnicas quiroprácticas son seguras y eficaces en el tratamiento de las lesiones mecánicas de la columna, extremidades y tejido blando (músculos, tendones, ligamentos, vísceras, etc), siendo una de las mejores alternativas terapéuticas no invasivas para recuperar la salud.

 

 

¿En que se basa la Quiropráxia?

 

La Quiropráxia se basa en conceptos anatómicos y fisiológicos bastante establecidos y reconocidos por la ciencia. Nuestro organismo funciona como un todo, interrelacionado y coordinado a través de millones y millones de nervios que comunican y transportan impulsos desde el sistema nervioso (cerebro y médula espinal) hacia cada rincón de nuestro cuerpo, haciendo que nuestro organismo funcione adecuadamente, adaptándose permanentemente a los cambios de posición corporal, a la fuerza de gravedad, a los alimentos que comemos, a las tensiones y nuestras emociones, manteniéndonos saludable... Sin embargo, para poder cumplir con todo esto, los impulsos nerviosos deben ser adecuadamente transmitidos a todas partes del cuerpo, sin interferencias. Así, será de vital importancia que la principal estructura que protege nuestro sistema nervioso y la salida de los nervios – nuestra Columna Vertebral- se mantenga sana, flexible y sin desalineaciones o bloqueos vertebrales, lo que los quiroprácticos llamamos “Subluxaciones”.

 

En presencia de una o más subluxaciones en la columna, se producen tensiones en nuestro sistema nervioso que interfieren en la transmisión de sus impulsos a nuestros músculos, tendones, articulaciones, glándulas y órganos con lo cual estos no pueden funcionar al 100% de sus capacidad y se hacen propensos a lesiones, contracturas y alteraciones en el funcionamiento de los órganos. Los quiroprácticos son adecuadamente formados para detectar, analizar y corregir las subluxaciones con lo cual además de disminuir inmediatamente el dolor a los pacientes, devuelven progresivamente la correcta transmisión de impulsos del sistema nervioso y el paciente va recuperando la salud general.   

 

Los resultados de la Quiropráxia son progresivos, con cada visita se va profundizando el tratamiento y permite ir liberando más alteraciones en el funcionamiento y el dolor del paciente. El resultado final es un balance y armonía de las estructuras, lograda por la libre y normal transmisión de impulsos desde el sistema nervioso hacia las glándulas, órganos y músculos para regular la función corporal.

 

 

 

¿Para qué sirve? ¿A quiénes está dirigida?

 

Cuando preguntan por los beneficios del cuidado quiropráctico, entendiendo que el objetivo final no es solo disminuir el dolor sino devolver la comunicación normal del sistema nervioso a todo el organismo, ayudando a mejorar la calidad de vida,… todas las personas pueden recibir sesiones de Quiropráxia, independiente de la edad. El beneficio del cuidado quiropráctico lo pueden recibir deportistas, mujeres embarazadas, recién nacidos, niños, adultos en cualquier edad y condición. Por supuesto las indicaciones de un cuidado quiropráctico son totalmente efectivas en diagnósticos como lumbagos, lumbociáticas, hernias de columna, cervicalgias, cefaleas, tortícolis, escoliosis, tendinitis, túnel carpiano, cervicobraquialgias, contracturas, artrosis de rodilla y cadera, sin embargo también es efectiva para el tratamiento de trastornos como el colon irritable, hipertensión, gastritis y muchas otras.

 

 

 

¿La Quiropráxia es peligrosa?

 

La quiropráctica ejecutada por Doctores en Quiropráxia es extremadamente efectiva y segura, siendo mucho más segura que cirugías y por supuesto que el envenenar nuestro cuerpo con medicamentos, de hecho es más segura que tomar una aspirina. A propósito… ¿sabías que el medicarse con aspirina o tomar periódicamente cardioaspirina disminuye la capacidad de coagulación (curación) de las heridas?, ¿te imaginas que ocurriría si en esa condición te deben operar de urgencia?,… de acuerdo al AJG (American Journal of Gastroenterology) aproximadamente un tercio de las hospitalizaciones y muertes en EEUU relacionadas a sangrado gastrointestinal se pueden atribuir al uso de aspirinas o antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno.

 

 

 

¿La Quiropráxia es similar a los masajes?

 

No, es más dista mucho de serlo; la Quiropráxia es una profesión universitaria de 7 años de formación científica, en ciencias de anatomía, fisiología, biomecánica, semiología, evaluación clínica, radiológica y de técnicas de ajuste manipulativo que la hacen totalmente diferenciada de otras profesiones.

 

Independiente de ello las sesiones de Quiropráxia pueden complementar y potenciar el tratamiento médico y Kinésico, siendo una real alternativa para evitar una posible cirugía.

 

 

 

En Temuco: Nueva clínica de Quiropráxia REHABILITA SALUD

 

 

Nuestra centro ubicado en España 460 of. 607 (a un costado del Mall Portal Temuco) ofrece a la comunidad un tratamiento Quiropráctico 100% efectivo para las dolencias osteomusculares de niños, jóvenes, adultos y pacientes adultos mayores, siendo una real alternativa para evitar una posible cirugía y dejar de tomar tantos medicamentos. REHABILITA SALUD también otorga programas preventivos para deportistas y personas que deseen recuperar su energía y vitalidad complementando las sesiones de Quiropráxia con Ejercicios de Kinesiología Funcional con TRX, Cinturón Ruso, Bossu, y la Escalada Terapéutica para devolver al cuerpo agilidad, fuerza y resistencia que evitará que padezcan futuras lesiones, manteniéndose siempre saludable.    

 

Dr. Percy Montaño Varela

Doctor en Quiropráxia (D.C)

Director Médico Clínica Rehabilita Salud

www.rehabilitasalud.com

 

 

1. Chiropractic in the United States: Training, Practice and Research, U.S. Department of Health and Human Services, AHCPR Research Report, Dec.1997.

2. Chiropractic in New Zealand, Report of the Commission of Inquiry, Hasselberg PD, Government Printer, Wellington, 1979.

3. Medicare Benefits Review Committee, Thompson CJ, Commonwealth Government Printer, Australia, 1986. 

4. Legitimization for Vissa Kiropraktorer, Commission on Alternative Medicine, SOU, 1987.

5. The Effectiveness and Cost-Effectiveness of Chiropractic Management of Low-Back Pain, Manga P, Angus D, et al. Commissioned by the OCA and funded by the Ontario Ministry of Health. Pran Manga & Associates, University of Ottawa, 1993.